martes, 28 de septiembre de 2010

Placenta Previa

Para Mariela que esta en reposo esperando a su nena (Felicitaciones) adjunto un par de notas de diferentes fuentes que hablan sobre la placenta previa, una patología más común de lo que se imaginan!!!
Cuidate Marie!!! verás como todo va muy bien!!
Un besote!!!
Male


¿Qué es la placenta previa?

Durante el embarazo la placenta va cambiando de posición en la medida que el útero se estira y crece. Para el tercer trimestre normalmente debe ubicarse cerca de la parte superior del útero, permitiendo que el orificio cervical permanezca libre para el parto. Sin embargo, en algunas ocasiones se sitúa en la parte inferior cubriendo de forma parcial o total el cuello uterino. Esta condición se llama placenta previa y trae como consecuencia que el parto vaginal sea prácticamente imposible. En algunos casos, produce también hemorragia vaginal durante el embarazo.

¿Cuáles son sus características?

Cuando ésta cubre por completo el cuello uterino se denomina placenta previa oclusiva total. Si la misma se encuentra justo sobre el borde del cuello uterino, es llamada placenta previa marginal y si se ubica a 2 cm. del cuello uterino, sin tocarlo, lleva el nombre de placenta baja. Su ubicación se verá en la ecografía que te realizarán a mitad del embarazo. En estos casos debe realizarse una ecografía mensual para ver como evoluciona la ubicación placentaria. También es probable que escuches el término placenta previa parcial, en referencia a una placenta que cubre parte del orificio cervical una vez que el cuello uterino comienza a dilatarse.

Placenta previa oclusiva total
Placenta previa marginal
Placenta baja
Placenta previa
oclusiva total
Placenta previa
marginal
Placenta
baja

¿Es posible detectar placenta previa mediante algún síntoma?

Sí. El síntoma principal es el sangrado vaginal sin dolor, que se produce con frecuencia hacia el final del segundo trimestre o al comienzo del tercero. Un dato importante es la ausencia de dolor abdominal o sensibilidad asociada con el sangrado. El flujo puede ser ligero o abundante y de un color rojo intenso. Otra característica del sangrado es que se detiene por sí solo, para luego comenzar nuevamente pasados algunos días o unas semanas. La manera en que el especialista confirmará que tienes placenta previa es realizándote un exámen ecográfico.

¿Es común tener placenta previa?

La placenta previa se presenta en 1 de cada 200 embarazos. Es más habitual en mujeres que tienen miomas uterinos (fibromas), úteros anormalmente desarrollados o cicatrices en la pared del mismo, causadas por embarazos anteriores, cesáreas, cirugías o abortos. También presentan un mayor riesgo las mujeres fumadoras o que quedan embarazadas a una edad avanzada.

¿Qué sucede ante el diagnóstico de placenta previa?

Depende en que etapa del embarazo estés. En caso de que la ecografía del segundo trimestre muestre placenta previa no te asustes. A medida que la gestación avance es probable que la placenta "emigre", alejándose del cuello uterino. Si bien la placenta se implanta en el útero, y no se mueve, puede terminar más lejos del cuello como consecuencia de que éste se expande. En tanto, en la medida que la placenta crezca siempre lo hará hacia la parte superior del útero, donde el flujo de sangre es más rico.
Sólo alrededor del 10% de las mujeres a las que les detectan placenta previa en la ecografía de mediados del embarazo aún la tienen en el momento del parto. Incluso, cuando se detecta a fines del embarazo puede alejarse del cuello uterino en el momento del trabajo de parto, aunque mientras más tarde se la identifique menos probable será que esto suceda.

¿Hay algún tratamiento que pueda realizarse ante la detección de placenta previa?

Si la placenta se encuentra cerca del cuello uterino o cubre una porción de éste puede ser que te indiquen reposo y se reprograme el parto. Sin embargo, si hay sangrado presente es factible que el médico recomiende tu internación para una estricta observación. A veces, se administran transfusiones de sangre para reemplazar la pérdida de ésta por parte de la madre, prolongando así el embarazo hasta cerca de las 36 semanas. Una vez que se alcanza una fecha en la que el parto puede llevarse a cabo sin riesgo de inmadurez fetal, es posible que el médico resuelva adelantarlo por medio de una cesárea. En caso de que la placenta cubra el cuello y el sangrado sea importante o ponga en riesgo la vida de la madre, se realizará una cesárea de emergencia. Es bueno informarte que aunque tu bebé nazca por un parto prematuroestará mejor en las manos de un profesional que unido a una placenta que ya no es capaz de sustentarlo.
Por otro lado, el parto vaginal puede intentarse si la situación no es descubierta hasta después de comenzado el trabajo de parto, en caso de que el sangrado sea leve y la placenta no bloquee el cuello. Sin embargo, generalmente 3 de cada 4 mujeres con placenta previa tienen sus bebés por cesárea.

¿Corre peligro mi vida o la del bebé por el hecho de tener placenta previa?

En la mayoría de los casos la placenta previa se detecta de forma precisa antes de que el feto esté en peligro. Actualmente esta condición no representa un riesgo para la vida de los bebés y sus madres. Las mujeres bajo estas circunstancias tienen partos exitosos en un 99% de los casos.

Fuente: babysitio.com


_____________________________________________________________________________________________________________________


¿Qué es la placenta previa?

Si tienes placenta previa, eso significa que la placenta está ubicada en una posición más baja de lo normal en el útero, al lado del cuello uterino (el canal que comunica el útero con la vagina) o cubriéndolo. La placenta es el órgano en forma de panqueque — normalmente ubicado cerca de la parte de arriba del útero — que nutre al bebé a través del cordón umbilical.

En general, la placenta previa no es un problema al principio del embarazo. Pero si persiste, puede causar hemorragia, así como otras complicaciones, lo cual puede requerir que se adelante el parto. Si tienes placenta previa cuando va a nacer tu bebé, necesitarás una cesárea.

Si la placenta cubre completamente el cuello uterino, se la denomina placenta previa completa o total. Si se encuentra justo sobre el borde del cuello uterino, se la denomina placenta previa marginal. (Es posible que también oigas el término "placenta previa parcial", que se refiere a una placenta que cubre parte del orificio cervical una vez que el cuello uterino comienza a dilatarse.) Si el borde de la placenta se encuentra a unos 2 centímetros del cuello uterino pero no lo toca, se la denomina placenta baja. La ubicación de la placenta se verá en la ecografía (ultrasonido) que te harán a mediados del embarazo.



¿Qué sucederá si se me diagnostica placenta previa?

Depende de lo avanzado que esté el embarazo. No te asustes si la ecografía del segundo trimestre muestra una placenta previa. A medida que progrese el embarazo, es probable que la placenta "emigre" alejándose del cuello uterino y deje de ser un problema. (Dado que la placenta se implanta en el útero, en realidad no se mueve, pero puede terminar más lejos del cuello uterino a medida que el útero se expande. Además, a medida que la placenta crece, es probable que lo haga hacia la parte superior del útero, donde el flujo de sangre es más rico.)

Sólo alrededor del 10 por ciento de las mujeres a las que se les detecta placenta previa en la ecografía de mediados del embarazo aún la tienen cuando dan a luz. Es más probable que la placenta que cubre completamente el cuello uterino permanezca en esa posición comparada con una placenta que lo bordea (marginal) o está cerca (baja).

Incluso cuando la placenta previa se detecta a fines del embarazo, puede alejarse del cuello uterino antes del parto (aunque mientras más tarde se la detecte, menos probable será que esto suceda). Se te hará una ecografía de seguimiento a principios del tercer trimestre para controlar la ubicación de la placenta. Si mientras tanto tienes alguna hemorragia vaginal, se hará una ecografía para ver qué está sucediendo.

¿Qué sucederá si persiste la placenta previa?

Si la ecografía de seguimiento revelara que la placenta sigue cubriendo o está demasiado cerca del cuello uterino, te harán un cuidadoso seguimiento, ecografías regulares, y vigilarán que no haya hemorragias vaginales. Te pondrán en "reposo pélvico", lo cual significa que no debes tener relaciones sexuales o exámenes vaginales durante el resto del embarazo. Y te recomendarán que te tomes las cosas con calma y evites actividades que podrían provocar una hemorragia, tales como tareas del hogar que requieran esfuerzos, hacer deporte, o levantar objetos pesados.

La hemorragia por placenta previa se presenta cuando el cuello uterino comienza a acortarse o dilatarse (aunque sea un poco) y rompe los vasos sanguíneos de esa área. En general es indolora, puede comenzar de repente y puede variar desde pequeñas manchas hasta hemorragias severas. Si la hemorragia es severa, es probable que tengas que dar a luz de inmediato, aunque el parto sea prematuro. También podrías necesitar una transfusión de sangre.

Es poco común que una hemorragia comience antes de que esté ya avanzado el segundo trimestre, y la mitad de las veces no comienza hasta que se está casi a término (37 semanas). La hemorragia con frecuencia se detiene espontáneamente, pero es probable que vuelva a empezar en algún momento. (Si tienes hemorragia y eres Rh negativo, necesitarás una dosis de inmunoglobulina Rh, a menos que el padre del bebé sea Rh negativo también.)

Si comienzas a sangrar o a tener contracciones, tendrán que ingresarte en el hospital. Lo que suceda entonces dependerá de lo avanzado que esté el embarazo, la importancia de la hemorragia y cómo estén tú y el bebé. Si el embarazo ha llegado a término, te harán una cesárea de inmediato. Pero si el bebé aún es prematuro, harán una cesárea sólo en caso de que su condición lo justifique o si tienes una hemorragia importante que no se detiene.

De lo contrario, estarás en observación en el hospital hasta que se detenga la hemorragia. Si tienes menos de 34 semanas de embarazo, quizás te administren corticosteroides para acelerar el desarrollo pulmonar del bebé y prevenir otras complicaciones en caso de que tenga que nacer de forma prematura.

Si la hemorragia se detiene, y tanto tú como tu bebé están en buen estado de salud, probablemente puedas irte a casa. Pero tendrás que regresar al hospital de inmediato si la hemorragia comienza otra vez. Si tú y el bebé siguen bien y no es necesario que nazca de inmediato, se programará una cesárea para cuando cumplas las 37 semanas.

Independientemente de cuándo sea el parto, si tienes placenta previa en el momento de dar a luz necesitarás una cesárea. Una placenta previa completa bloquea la salida del bebé, pero incluso si apenas bordea el cuello uterino, necesitarás una cesárea en la mayoría de los casos porque la placenta podría sangrar mucho al dilatarse el cuello uterino.

¿Qué otras complicaciones puede causar la placenta previa?

Tener placenta previa aumenta el riesgo de hemorragias severas, no sólo durante el embarazo, sino además durante y después del parto. Estos son los motivos:

Después de que el bebé nace por cesárea, el obstetra extrae la placenta y la madre recibe Pitocina (y posiblemente otros medicamentos). Esto hace que el útero se contraiga, lo cual ayuda a detener la hemorragia del área donde estaba implantada la placenta. Pero cuando tienes placenta previa, la placenta se implanta en la parte de abajoj del útero, la cual no se contrae tanto como la parte superior, de modo que las contracciones no son tan eficaces para detener la hemorragia.

Las mujeres que tienen placenta previa también tienen más probabilidades de tener una placenta que se implanta demasiado profundamente y no se desprende con facilidad durante el parto (placenta accreta). La placenta accreta se presenta sólo en uno de cada 2.500 partos, pero tus posibilidades de tener este problema son una de cada diez si tienes placenta previa en el momento del nacimiento del bebé. La placenta accreta puede causar hemorragia severa, y es probable que se requiera una histerectomía (extirpar el útero) para controlar la hemorragia, y una transfusión de sangre.

Finalmente, las mujeres que tienen placenta previa tienen más probabilidad de tener un bebé con bajo peso al nacer, mayormente porque es posible que deban dar a luz de forma prematura, pero también debido a un riesgo levemente mayor de restricción del crecimiento intrauterino.

¿Quién tiene un mayor riesgo de placenta previa?

La mayoría de las mujeres que desarrollan placenta previa no presentan factores de riesgo aparentes. Pero si alguna de las siguientes características coincide con las tuyas, tendrás mayor probabilidad de tener esta complicación:

• Has tenido placenta previa en un embarazo anterior.

• Estás embarazada de mellizos o gemelos o tienes un embarazo múltiple.

• Has tenido cesáreas antes. (Mientras más cesáreas hayas tenido, mayor será el riesgo.)

• Has tenido alguna otra cirugía uterina (como un raspado o extracción de fibromas).

• Eres fumadora.

• Consumes cocaína.

Además, mientras más bebés hayas tenido y más edad tengas, mayor será el riesgo.


Fuente: babycenter.com

4 comentarios:

  1. Male! Muchas gracias por los articulos!! Son buenisimos!! Me saque una buena cantidad de dudas.

    Yo aca sigo, empollando a Renata! Esperemos que la placenta se acomode y pueda disfrutar de mi panza al aire libre ahora que empiezan los dias mas lindos en buenos aires!! Igual, entre nosotras, no tengo mucha panza todavia!!

    Si podes conseguir, publicas algo sobre ejercicios para mamas en reposo? Algo que podamos hacer con los brazos y el cuello para mitigar los dolores de tanta cama. Algo sobre alimentacion para mamas en reposo, sobre todo para no aumentar mucho de peso y evitar la constipacion, que con el reposo se pone peor...

    Uffff... Perdon!! Se me fue la mano con el pedido...!! Bueno, cuando puedas, sin apuro, que nosotras seguimos empollando!!

    Besos a vos y a tu flia!!

    Mariela y Renata

    ResponderEliminar
  2. ES NORMAL DOLOR DE CABEZA EN EL CASO DE PLACENTA PREVIA OMAIRA MENDEZ

    ResponderEliminar
  3. Hola Omaria como estás? estas tomando alguna medicación? en mi caso tomaba varios remedios para evitar las contracciones que me partían la cabeza! me mareaba, y me bajaban mucho la presión.
    Yo no tenía placenta previa pero seguramente alguna de nuestras amigas que nos visitan a diario podrán contarnos sus experiencias.
    Para quedarse siempre tranquila consultá con tu médico, yo no soy médica sino que hablo desde mi experiencia de mamá en resposo :)
    Un besote!!! y a cuidar esa panza!! Male

    ResponderEliminar
  4. Hola estoy en la semana 30 y en la semana 28 me detectaron placenta previa oclusiva total, me asuste un poco porque es algo nuevo para mi porque mi primer embarazo fue todo por parto normal.En la semana 32 tengo una ecografia para ver si se movio un poco, que riesgos puedo tener sino se mueve? Por lo que lei de otras experiencias mientras el sangrado se controle no hay peligro para el bebe ni para mi,es asi? Gracias

    ResponderEliminar